Adorable picture of the service dog clinging to the Donald Duck she just met, refusing to leave her side.ThuHa

Este mundo puede tener muchas cosas negativas pero para los soñadores siempre habrá un motivo para continuar y parece que a Nala, una perrita de servicio para personas con autismo,  recientemente se le ha cumplido uno de sus anhelos más deseados.

Al menos así lo ha demostrado un vídeo que circula como pólvora por las redes sociales.

Puede que para algunos sea casi imposible pensar en que los animales deseen o sientan cosas como los humanos. Pero sólo basta ver a esta tierna perrita de rescate en acción para dejar de dudar que ellos no sólo sienten sino que admiran, sueñan y disfrutan de los grandes y bellos momentos como nosotros.

Si te preguntas qué puede desear un perro, seguro pensaras en comida pero en el caso de Nala había otro anhelo en su corazón: conocer al Pato Donald.

Nala ha estado con su madre adoptiva Megan Leigh desde hace 2 años y definitivamente aman hacer todo juntas, así que cuando la mujer decidió viajar a Disney World la perrita estuvo incluida en el plan. Lo que quizás ella nunca imaginó sería el enternecedor momento que presenciaría.

El vídeo que se publicó en sus redes sociales demuestra lo mucho que esta amiguita disfrutó conocer al famoso Pato de la serie de Mickey Mouse.

En la escena, Nalita se muestra derretida ante el personaje y posa adorablemente su cabeza sobre el regazo del pato. Si el asunto fue  conmovedor para la madre de Nala y todas las personas que estaban en ese momento, sólo imaginemos qué pudo haber sentido Donald por tan agradable visita.

De hecho, Donald se resistió a moverse y simplemente acarició y contempló a la tierna Nala.

Durante su visita, Nala y Megan compartieron muchas actividades juntas pero lo que la perrita mas disfrutaba era conocer a un nuevo personaje. Aunque, como lo revelan las imágenes, su encuentro con Donald fue el más emotivo.

«Nala y yo hemos estado en Disney más días de los que puedo contar. Ella ha puesto su pie (o pata) en un parque Disney al menos 50 veces por separado», dijo Megan Leigh.

Nala se resistía a abandonar al personaje y el Pato conmovido llevó sus manos a su cabeza e hizo gestos como de querer llorar de la emoción

Aunque como cualquier sueño, hay un punto en el que debemos volver a la realidad y así Nala no quisiera, había llegado la hora de marcharse. Pero Megan prometió encontrar nuevamente a estos amigos para que disfruten de otro rato de mimos y apapachos.

Mientras todos podemos deleitarnos con el bello momento. 

blob:https://www.facebook.com/8b4a5549-a144-4fc5-a90d-88cd04e555d4

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *